Características y consideraciones sobre farolillos voladores

Para aquellos profanos en una materia cuesta mucho distinguir si un artículo es de alta calidad o se trata de una gama inferior. Muchas veces sólo podemos intuir la calidad de un producto por su precio, pero precisamente nuestro desconocimiento hace que no sepamos darle el valor adecuado a las cosas. Ya sabemos que normalmente los equipos de más calidad tienen un precio mayor, pero si somos conscientes de los detalles de calidad y seguridad extra que nos ofrecen entenderemos ese pequeño sobrecoste. Por eso es importante que nos dejemos asesorar por profesionales, aunque tampoco debemos creernos todo los que nos quiera vender un comercial.

Uno de los factores más importantes en cualquier producto, y que muchas veces pasa desapercibido, es la seguridad. Un producto de alta calidad tiene unos sistemas de seguridad más desarrollados: no es sólo el empleo de mejores materiales, más resistentes o menos propensos a fallos, sino también unos procesos de fabricación que eliminan peligros potenciales.

Toda esta introducción general aplica a casi todos los productos que nos podamos imaginar, ¡incluso a los farolillos voladores!

Para alguien que es la primera vez que compra un farolillo puede costar ver las diferencias de los modelos y entender el porqué de los diferentes precios, pero precisamente en este texto intentaremos explicar los detalles de calidad en los que hay que fijarse.

Los farolillos son básicamente bolsas de papel que ascienden por el aire caliente que genera una llama, por lo que estamos mezclando fuego y papel en un espacio reducido. Si el farolillo está hecho de material ignífugo minimizaremos los riesgos de incendio. Además si la célula de combustible no gotea evitaremos derramar líquidos inflamables que pueda arder de forma repentina. Así pues los farolillos con una célula que no gotee y fabricados con material ignífugo nos asegurarán que la fiesta no tenga contratiempos.

Otro detalle a tener en cuenta es la estructura metálica que incorporan algunos farolillos al final acaba tirada en el suelo ensuciando el campo y convirtiéndose en un peligro para los animales. Así pues un farolillo sin esta estructura metálica es garantía de minimizar el impacto ambiental.

Os dejamos con un vídeo explicativo de todos estos detalles que marcan la diferencia en la calidad de los farolillos de papel.

Share Button