Disfraces y complementos para halloween, inspirados en historias y cuentos de terror

disfraz halloween monja fantasma

Los disfraces y complementos para Halloween, que se suelen utilizar en la actualidad, son, cada vez más, alusivos a personajes propios de libros, cuentos, películas y todo tipo de escenarios de terror, ficticios pero fascinantes.

Los disfraces, con sus respectivos y necesarios complementos, que más se suelen lucir para esta particular época, son los alusivos a los zombies, en sus diferentes modalidades.

 

Disfraces y complementos de zombies para este día

En lo que respecta a este tipo de atuendos, digamos que, como en todo tipo de prendas de vestir, se suelen ofrecer en las diferentes tallas y en distintas tonalidades de un mismo color.

Así, por ejemplo, un disfraz de “enfermera asesina” puede venir en diferentes combinaciones, como es el caso de rosado con blanco o, bien, gris claro con blanco.

Pero, eso sí, no podrán faltar las manchas de sangre en la prenda básica, en el peto y en las medias veladas blancuzcas, propias de los uniformes de enfermera para Halloween.

Una gran jeringa teñida del color propio de la sangre, al igual que un “amenazante” cuchillo manchado, también, de sangre, no podrán faltar como esos “escalofriantes” accesorios que hacen que los zombies sean tan “temibles”.

Otro interesante disfraz, propio de estos “muertos vivientes”, es el del policía zombie que deberá llevar el sombrero (infaltable para un policía), una corbata y la reata propia de los “agentes del orden”, en la que portarán su “intimidante” revolver.

Dentro de esta modalidad de los disfraces de zombies, el que es, quizás, el más adecuado para la ocasión de un “muerto en vida sediento de carne humana”, es el de carnicero zombie.

Con el atuendo propio (obviamente) de un carnicero ensangrentado, deberá llevar consigo un enorme cuchillo o una hacha  para “atacar y destajar a sus víctimas”.

Otros disfraces adecuados para la celebración del día de Halloween

Además de los infaltables zombies, existen otros disfraces para esta particular y “terrorífica” celebración, como son los alusivos a otros personajes “tenebrosos”, como es el caso del diablo y sus diferentes “secuaces”.

Un disfraz de monje del diablo,  por ejemplo, es bien original por estos días. Sin perder de vista el atuendo típico y ancestral de los monjes, con estola, túnica y capucha, deberá tener unas interesantes variantes propias de los personajes de las “tinieblas”

En este caso, una buena máscara o un maquillaje “diabólico”, irán de lo mejor con un complemento que lo hará ver más “escalofriante”: un gran libro con una figura propia de “los hijos de las tinieblas”.

En lo que respecta, específicamente, a las chicas, tenemos una interesante variedad de disfraces que las hará lucir un tanto “infernales”, pero hermosas y sexys.

¿Qué tal una “intimidante” pero hermosa diablilla con cuernos, cola, una sexy minifalda y un gran tenedor? Pero, eso sí, no podrán faltar dos colores alusivos a los personajes del averno: el negro y el rojo, ya sea combinados o, bien, uniformes.

Para las chicas más adultas, qué mejor queun disfraz de “monja fantasma”. No será tan sexy como la “diablilla” pero, eso sí, pavorosamente temible.

El vestido y la cofia, propias de las monjas tradicionales, deberán ser blancas. Pero, el verdadero “toque fantasmal”, estará en un complemento imprescindible, como lo es una máscara tenebrosa, en la que los ojos serán rodeados de un color negro “terrorífico”.

En fin y a todas estas, los disfraces y complementos para Halloween que más se utilizan en la actualidad, son los alusivos a los personajes de las escenas típicas de terror.

Hay casos curiosos como en México que se ha puesto de moda para el 2015 el disfraz del Chapo Guzmán

 

disfraz halloween monja fantasma

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido del mensaje para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.