Velas para piscinas: un elemento decorativo versátil

velas para piscinas

Cuando hablamos de decoración, existen diferentes tendencias pero, sobre todo, hay que tener en cuenta que se deben escoger los elementos más adecuados para cada ocasión concreta. Dentro de cada uno de ellos habrá varios factores que influirán: si es en un entorno cerrado o abierto, si se realiza de día o de noche, del tipo de fiesta, del espacio disponible… Y, en esta ocasión, vamos a hablar sobre las velas para piscina, una alternativa ideal para eventos de exterior pero que también gozan de gran versatilidad.

Las velas siempre han sido elementos muy románticos que cumplen con la función de iluminar de una forma mucho más cálida y personal, además de servir como un componente decorativo fabuloso debido a las prestaciones que ofrecen.

Con el paso del tiempo han evolucionado y se han ido adaptando a diferentes situaciones y, en esta ocasión, vamos a explorar cada una de ellas.


Velas flor piscina

Velas para piscina: su uso principal

Tal y como indica su propio nombre, están pensadas para ser utilizadas en piscinas gracias a la esponja inferior con la que vienen equipadas, la cual le dará su flotabilidad y permitirá que ni se vuelquen ni se apaguen.

Para emplear estas velas es importante que el espacio en el cual se vaya a realizar el evento tenga una piscina, una fuente o cualquier zona en el cual intervenga agua ya que, de esta forma, será mucho más sencillo poder ubicarlas y permitirles que hagan lo que mejor saben: decorar de manera cálida, sencilla y preciosa.

Muchas son las ideas que podemos tomar para crear el efecto que deseamos ya que también las encontramos con formas y colores de flores, las cuales no maltratan el agua ni la contaminan, por lo que son accesorios muy amigables con el ambiente y pueden utilizarse nuevamente en caso de ser necesario.

Sin embargo, deberemos considerar el espacio que ocuparán para poder calcular cuántas velas para piscina usaremos. Es importante no sobrecargar el elemento acuático con demasiadas ya que, aunque no generen un gran foco de luz, se podría perder el efecto cálido y acogedor además de notar el ambiente muy sobrecargado. Aunque este factor no debe preocuparnos demasiado ya que podremos emplearlas de otras maneras que comentaremos a continuación, pudiendo reubicar las sobrantes y evitando así que queden en desuso.

Velas

Las velas para piscina como elemento decorativo habitual

Otra de las opciones de estas velas para piscina es que vienen con decoración de flores, las cuales no solo pueden ponerse sobre el agua, sino que además son perfectas para ubicarlas por fuera o alrededor, permitiendo crear una atmósfera diferente.

Pero, no solo eso, también pueden ser un elemento decorativo de interior. Por su forma, pueden aportar un toque diferente y único en distintos espacios. Tan solo será necesario disimular la esponja de la parte inferior (en caso de que se vea demasiado) y la podremos colocar donde queramos ya que, por lo general, nos aportará las mismas funciones que una vela convencional pero con el añadido de tener un aspecto que es muy característico. Por lo tanto, podrá seguir dando ese ambiente acogedor, cálido, agradable e, incluso, íntimo.

Desde Eutópica ponemos a disposición de los usuarios varios colores y formas de velas para piscina, de manera que se pueda contar con aquella que mejor se adapte a las necesidades de cada uno, dependiendo de lo que se esté buscando y del efecto visual que se quiera crear.

También, aprovechamos para recordar que estas velas flotantes pueden combinarse con otros accesorios u elementos, como las lámparas de papel, los farolillos o, por otra parte, con un elemento que también se utiliza mucho en piscinas: las bolsas de luz.
Bolsas de luz

Bolsas de luz: el complemento ideal

Las velas flotantes se pueden emplear junto con las bolsas de luz ya que es habitual encontrarlas en espacios similares. Habitualmente las podemos ver en jardines, terrazas y piscinas y, por ese motivo, supondrán un complemento ideal. Además, también utilizan velas para generar su efecto visual, por lo que los recambios nos valdrán tanto para unas como para las otras.

Podemos poner las velas flotantes en la propia piscina mientras delimitamos el espacio con las bolsas de luz, por ejemplo. Ambas son elementos de exterior y, por lo tanto, se adaptarán a la perfección al entorno, quedando de manera natural y armonizada con el lugar que ocupen.

Finalmente, tan solo nos queda invitaros que nos sigáis en redes sociales y en el propio blog, donde ofrecemos consejos, guías y otros contenidos sobre elementos de decoración, confeti, serpentinas, efectos especiales y polvos holi así como ideas para fiestas y eventos.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido del mensaje para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.