¿Sabes cómo funcionan las Bolas LED?

bolas LED

Las siglas LED provienen de las palabras inglesas Light-Emiting Diode, que se traduciría por diodo emisor de luz. Un diodo es un componente eléctrico simple que se caracteriza por permitir la circulación de la corriente eléctrica en un único sentido. Se trata de un sistema físico sencillo lo cuál permite que una gran duración y resistencia al eliminar componentes y elementos que puedan romperse.

La tecnología LED tiene importantes ventajas sobre las bombillas incandescentes tradicionales por lo que, según su precio ha ido reduciéndose, ha ido sustituyéndolas en muchas aplicaciones. Las lámparas LED son de pequeño tamaño y prescinden de resistencias u otros elementos que deban calentarse para proyectar luz, por lo que casi no desperdician energía eléctrica. Así pues, una lámpara LED, al ser más eficiente consumirá menos potencia eléctrica para iluminar en la misma proporción que una bombilla tradicional, por lo que podemos tener una buena iluminación con consumos eléctricos muy bajos. Otra de las grandes ventajas de los LED es que no emiten calor, al contrario que las bombillas o tubos fluorescentes.

La combinación del bajo consumo eléctrico, poco voltaje necesario y la no emisión de calor ha permitido que se desarrollen una serie de lámpara LED donde las fuentes de luz están encerradas dentro de plástico sin peligro de que se fundan. Con esto se permite el desarrollo de tiras de tubos LED o lámparas LED para la decoración de exteriores, e incluso su utilización bajo el agua.

El hecho de requerir poca potencia eléctrica para funcionar facilita que las lámparas LED iluminen durante horas con baterías pequeñas, por lo que se adaptan muy bien a la iluminación decorativa en zonas donde no haya electricidad. Al poder estar protegidas por una capa de plástico aceptan bien las inclemencias meteorológicas e incluso se pueden utilizar en los estanques y piscinas, tanto sumergidos como en formas de bolas de luz flotando con el caso de las Bolas Led.

Share Button