Historia de organización fiesta del pueblo con Efecto megatrón

efecto megatrón CO2

Faltan tan solo dos días para que nuestro grupo toque en las fiestas del pueblo. ¡Qué nervios! La preparación va viento en popa y ¡todos estamos ya deseando que llegue el momento de subir al escenario!

Clara le ha pedido a su tía que le haga un vestido nuevo para la ocasión ¡un vestido de lentejuelas! Va a brillar tanto que los demás pasaremos desapercibidos… pero bueno, ella es la mejor voz que tenemos y debe lucir de verdad.

Pau y Luis llevan días eligiendo las luces que vamos a usar, coordinado dónde dirigirlas en cada momento, los efectos óptico, los colores, etc.

Joan ha repasado tantas veces el guión de las canciones que ya se lo sabe hasta su pobre abuela… pobre… que paciencia tiene para aguantarnos tantas horas ensayando en su garaje.

Hace una hora que me ha llamado Miguel: nos quería a todos en casa de la abuela de Joan esta tarde. Dijo que tenía una sorpresa pero no quiso decir el qué. Ya lo tenemos todo listo ¡y ahora cambios de ultima hora!

Miguel sacado un folleto del bolsillo y grita ¡efecto Megatrón! Humo, espectáculo, sorpresa, ¡van a alucinar! El efecto megatrón de las máquinas de humo es muy espectacular. Las física que explica el chorro de humo es sencilla: se trata de CO2 comprimido que al ser expulsado y en contacto con el aire crea una columna de humo intenso. Debido a esta sencillez técnica su utilización es simple incluso por parte de personal no cualificado.

Finalmente hemos decidido poner dos maquinas, una en cada lado de escenario, y activarlas justo cuando Clara salga con su vestido nuevo. Seguro que todos se quedan con la boca abierta, ¡por un día nos sentiremos artistas de verdad! Aprovecharemos también para activar el efecto megatrón durante los solos de guitarra y batería. Esto trastoca los planes de Pau y Luis, pero ¡valdrá la pena!

Share Button