4 ideas para vestir tu obra de teatro

4 ideas para vestir tu obra de teatro

El teatro es un magnífico entretenimiento que permite representar grandes obras en un espacio reducido y aprovechando una serie de recursos que otras plataformas no permiten. Por otro lado, también tiene algunas limitaciones que, una vez sorteadas, harán que el espectador esté completamente inmerso en la historia que se está contando.

Para niños, adultos, todos los públicos y manejando un gran surtido de géneros, las representaciones teatrales atraen a muchos asistentes y la mayor carga la soportan los protagonistas, de la actuación de los cuales dependerá el éxito de las mismas. Por supuesto, un buen guion es fundamental pero la guinda de todo ello son la decoración y los efectos, difíciles de introducir por la parte técnica pero que, si quedan integrados, pueden aportar muchísimo y, por ese motivo, vamos a darte algunas ideas para vestir tu obra de teatro.

Teatro y escenario

La decoración en la representación teatral tiene que ser acorde a la obra

Puede parecer algo evidente pero ver que varias personas dialogan en un fondo negro constante y que la acción se vaya desplazando de un lado a otro sin que haya una evidencia de ello hará que el espectador se confunda. Lo normal es que la historia tenga lugar en varias localizaciones y que, de una manera u otra, haya muestras visuales evidentes de que ello va cambiando.

1- La alternativa más tradicional es disponer de un fondo en el cual esté representada la ubicación, teniendo un sistema ágil para poder cambiarlo entre acto y acto. Es muy importante que, dependiendo del público al que esté destinado, este pueda tener los matices acordes al tono con el que se trabaje: si es infantil usaremos colores muy vivos y variados o si, por ejemplo, tratamos la historia de un asesinato, el negro y las tonalidades oscuras serán los mejores aliados. Las luces pueden ayudar mucho a remarcar este punto.

El decorado debe transmitir que los actores están en un lugar concreto y, dependiendo del tipo de obra, tendrá un estilo u otro

2- Es posible que decidamos prescindir de un decorado convencional para la obra de teatro y, en ese caso, deberemos colocar algunos elementos en el escenario para dejar claro el lugar donde se encuentran los actores: si es un comedor será suficiente con algunas sillas y una mesa o para un bosque podemos tener dos figurantes vestidos de árboles. Si todo transcurre en el mismo sitio, destinaríamos recursos a la construcción del mismo ya que no tendremos esa necesidad de cambios y, además, el espacio quedará mucho más definido.

El uso de efectos visuales aumentarán la espectacularidad

A priori puede parecer que será costoso añadirlos ya que, de por sí, una representación teatral ya incluye componentes que van a costar tiempo y dinero. Sin embargo, existen alternativas muy accesibles que permitirán poner esa guinda final para acabar de transmitir por completo las sensaciones buscadas con la historia.

3- Los dispositivos clásicos son las máquinas de efectos como las de nieve o humo y no es imprescindible adquirirlas ya que es posible alquilarlas para un evento concreto, optimizando así el presupuesto del cual dispongamos. Evidentemente, estos sistemas son para un uso específico (crear un efecto climatológico) y es probable que solo los utilicemos en un par de momentos puntuales.

Humo, confeti de formas o nieve son las mejores opciones para acabar de vestir la obra de teatro

4- Por otro lado, hay otro impacto visual que queremos destacar y es el confeti. A pesar de que podamos verlo más en eventos nos servirá como recurso y no solo para un instante. Evidentemente, si queremos simular el vuelo de insectos en un bosque podemos disparar un cañón cargado con mariposas de papel o si, en la historia, hay una fiesta mayor, podemos llenarlo todo de confeti convencional. Sin embargo, también están las estrellas o los murciélagos, que pueden colocarse en la decoración. Los corazones y pétalos se emplean en situaciones románticas y el cuadrado, por otro lado, es el mejor para simular inclemencias del tiempo (si huimos de lo explicado en el punto 3) y, además, podemos lanzarlo todo con las manos, con tubos manuales (el tradicional) o eléctricos (a través de un botón pulsador, opción muy interesante para automatizarlo).

Estos son todos los consejos que hemos decidido presentaros en el post, pero existen otros más concretos (como el propio vestuario, juegos de luces, sonido…) que veremos en próximos artículos. Recuerda que en el blog seguirás encontrando ideas para vestir no solo tus obras de teatro sino cualquier evento, fiesta o actividad en la cual quieras aportar tu temática mediante la decoración o los efectos visuales. Igualmente, te animamos a que compartas tus comentarios aquí, tanto si viste como si utilizaste algún recurso concreto para una representación.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido del mensaje para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.