Consejos de iluminación para antorchas de bambú

Consejos iluminación antorchas bambú

Las antorchas de bambú, tradicionalmente, las hemos podido encontrar en ambientes exteriores como terrazas y jardines. Su presencia se multiplica en cuanto se acerca el verano y mejora el tiempo aunque también se pueden encontrar en las entradas de algunos establecimientos por sus posibilidades decorativas. Las antorchas le dan un toque exótico e incluso romántico a las fiestas nocturnas pero debemos tener en cuenta algunas premisas para aprovechar al máximo sus cualidades. En este artículo nos centraremos, sobre todo, en la parte de iluminación.

Antorchas eventos

Elige bien el combustible de las antorchas

Las antorchas utilizan un combustible para mantener viva la llama por lo que deben ser tratadas con cuidado. Nunca hay que utilizar gasolina, alcohol de quemar o aceite ya que, al ser muy fluidos, pueden convertirse en un peligro si se caen o se derraman y, además, el humo y los olores generados por ellos son desagradables e incluso dañinos para quien los respira. En Eutópica encontrarás diferentes formatos de parafina para utilizar como combustible: se trata de un líquido aceitoso espeso que no genera olores ni humos al quemarse por lo que es ideal para las antorchas de bambú.

Si el evento se hará en una zona propensa a los mosquitos quizás sería interesante utilizar citronela para ahuyentarlos, si bien el fuerte olor a cítrico también puede ahuyentar a estos molestos invitados. Una solución intermedia sería el de emplear la parafina en las que coloquemos cerca de los asistentes (para que el aroma sea más agradable) y las de citronela solo en el perímetro que delimite el área de manera que podamos encontrar un equilibrio entre evitar la presencia de los insectos y el bienestar de las personas que se encuentren allí.

Antorchas bambú

La ubicación es fundamental

Tal y como hemos comentado, las antorchas de bambú son perfectas para delimitar. Podemos hacer caminos, señalar una entrada, marcar el lugar donde se celebrará la reunión y otras tantas funciones que la convierten en un elemento muy versátil. Normalmente, para jardines y demás ambientes servirán para marcar el perímetro donde tendrá lugar el evento. Otra opción es utilizarlas a modo de pasillo improvisado para indicar a dónde se deben dirigir los visitantes pero, en cualquier caso, hay que recordar que estamos tratando con fuego, por lo que deberemos ponerla a metro y medio de distancia de los puntos que queramos acotar para evitar accidentes.

Sin embargo, cuando queremos celebrar una fiesta nocturna solemos encontrarnos con un problema básico: la iluminación. Generalmente, tenemos el problema añadido de que las partes más cercanas al edificio están bien alumbradas por las luces propias del mismo. A medida que nos vamos alejando, es más difícil establecer un sistema eficaz y, ahí, es donde entran las antorchas. Otro punto a tener en cuenta es la combinación de pequeños faroles con ellas ya que podemos lograr una mezcla muy bonita si hacemos que ambas destaquen a la vez y que no sobresalga un elemento sobre el otro.

Las antorchas de bambú son muy versátiles: iluminan, decoran y delimitan zonas. Además, ¡si usas citronela pueden ahuyentar a los mosquitos!

Tecnología vs estética

Aunque se han desarrollado diferentes opciones tecnológicas para cubrir estas necesidades con base de lámparas LED, que debido a su poco consumo pueden funcionar durante horas con pequeñas baterías, la opción de utilizar antorchas de bambú sigue siendo de las más elegidas gracias a su efecto estético e, igualmente, sus depósitos permiten que no tengamos que preocuparnos en exceso sobre el consumo y la posibilidad de que se apaguen.

Estas tienen un aspecto más exótico y clásico que las modernas lámparas LED, por lo que suelen adaptarse mejor a la mayoría de ambientaciones naturales. Así pues, las el impacto visual que generan no está reñida con su funcionalidad, de tal forma que nos encontramos con un accesorio que es igualmente práctico y decorativo.

La antorcha de bambú alcanza el equilibrio perfecto entre funcionalidad y estética, lo cual la ayuda a adaptarse a entornos abiertos.

Las antorchas y sus equivalentes metálicos o de cualquier otro material similar funcionan gracias a un sistema simple pero eficaz: se prende una mecha que está mojada en un aceite que mantiene la llama viva. Dependiendo del depósito y del combustible durará más o menos tiempo pero, generalmente, están pensadas para estar encendidas durante horas.

Aunque la citronela ayuda a evitar los mosquitos, su olor puede ser molesto para algunos invitados (tal y como se ha mencionado en el apartado anterior), así que tendremos que alcanzar un equilibrio en la distribución para no solo lograr la iluminación adecuada sino, también, para que los propios asistentes no se sientan incómodos (sobre todo si se va a realizar alguna cena o picoteo, lo cual puede verse mermado por ello). Igualmente en días de viento procuraremos que no todas las velas olorosas estén en el mismo lado.

Estos son nuestros consejos sobre iluminación con antorchas de bambú pero, igualmente, te animamos a explorar el resto del blog para consultar el resto de ideas sobre efectos visuales para eventos. Igualmente, estaremos encantados de que nos escribas tus propias experiencias y que compartas con nosotros tus trucos para que las fiestas luzcan más a través de la caja de comentarios. Aprovechamos la ocasión para invitarte a que eches un vistazo a nuestras redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y Youtube) donde verás fotografías y vídeos exclusivos sobre nuestra actividad así como contenidos relacionados con la actualidad diaria de Eutópica, Holi Dolly y Lúppiter.

 

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido del mensaje para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.