Antorchas de bambú: Guía para darles un buen uso

antorchas de bambú

Siguiendo nuestra estela de posts relacionados con la iluminación en eventos, en esta ocasión hablaremos sobre las antorchas de bambú, producto que destacamos como uno de los complementos de las bolsas de luz y sobre las cuales dimos dos pinceladas. Sin embargo, se hacía necesario dedicar un artículo a las mismas.

Las antorchas de bambú son un elemento decorativo y que, a la vez, aporta luz. Es empleado en jardines, terrazas y otros espacios de exterior, tanto por su diseño como por su funcionalidad. Es habitual verlas como un accesorio a la decoración habitual pero, también, se utiliza en eventos debido a las posibilidades que ofrecen y de las cuales hablaremos más adelante.

Estas, son reconocidas por dar mucha calidez, iluminación y, sobre todo, la creación de un ambiente personal que puede ayudarnos a transformar una fiesta sencilla en un espacio perfecto para compartir con nuestros invitados.

Iluminación

Antorchas de bambú: ¿Cómo darles un buen uso?

A la hora de manipular este tipo de artículos, debemos saber que disponen de una doble funcionalidad (tal y como se ha comentado anteriormente): la decoración y la iluminación. Gracias a su diversidad de formas y tamaños, deberemos tener en cuenta que, según el uso que se le quiera dar, optaremos por unos modelos u otros. También, debemos recordar que las antorchas de bambú se fijan en tierra o césped, aspecto vital a considerar cuando queramos colocarlas en un camino o zona determinada y, para ello, disponen de una punta en la parte inferior que facilita dicha labor.

Dentro de las especificaciones más importantes a tener en cuenta, encontramos que la manipulación debe ser muy cuidadosa. Las antorchas de bambú cuentan con una mecha y combustible (parafina) y las precauciones que tomaremos deben ser máximas, de esta forma podremos utilizarlas en condiciones de seguridad.

Para empezar, deberemos fijarlas primero como creamos conveniente (formando un camino, delimitando una área concreta, puestas aleatoriamente para aportar luz a una zona…) y, una vez que estén perfectamente colocadas, podremos encenderlas. Para ello, pondremos la parafina con mucho cuidado para evitar que esta se derrame o que rebose antes de realizar el encendido. Luego, otra persona será la encargada de prender las correspondientes mechas: esto es una medida de precaución adicional ya que en el proceso de fijación se han podido crear heridas superficiales o, también, el combustible puede habernos manchado. De esta forma, estaremos protegidos ante posibles accidentes.

Las antorchas de bambú pueden durar en funcionamiento varias horas pero este tiempo es relativo ya que dependerá de la capacidad del depósito de aceite así como de la cantidad de combustible empleada. Sin embargo, normalmente este se sitúa entre 10 y 12 horas, mas que suficiente para poder disfrutar del evento sin ningún tipo de preocupación acerca de su posible apagado.

Es importante remarcar que, a medida que la mecha se va consumiendo, deberemos ir tirando de ella para evitar que se apague anticipadamente y, así, que toda pueda prender.

consejos sobre antorchas

Ventajas de las antorchas de bambú

Dentro de los beneficios que nos ofrecen las antorchas de bambú, encontramos:

  • Diseño: El diseño de estas antorchas las convierten en elementos decorativos increíbles. La textura natural propia del bambú con la que cuentan hace que se puedan combinar con otros elementos que podamos encontrar en la naturaleza como otras plantas. También, se pueden utilizar faroles u otras luces, de manera que se cree un ambiente agradables, acogedor o íntimo, dependiendo del tipo de evento.
  • Perfectas para iluminar: Además de un componente de decoración, suponen un artículo que nos aporta una luz natural en cualquier espacio. Tan solo debemos seleccionar aquel lugar donde necesitemos crear ese efecto visual mediante su fuego, aportando una excelente iluminación y formando parte del entorno que ocupe. De esta forma, huiremos de bombillas artificiales que quizás no generen el impacto deseado. Igualmente, se pueden combinar con otros elementos que funcionen con velas, por ejemplo, para generar una armonía decorativa.
  • Resistentes: A pesar de la posible fragilidad que pueda parecer que tiene el bambú, este material no se quema, resiste el sol y la lluvia y, además, cuenta con una gran resistencia. De esta forma, podremos dejarlas a la intemperie el tiempo que deseemos sin que tengamos que preocuparnos acerca de posible inclemencias meteorológicas aunque, por otra parte, siempre podemos guardarlas cuando no las utilicemos para evitar que puedan recibir posibles daños ante factores externos.
  • Pueden decorarse: Puede existir la posibilidad de que las antorchas de bambú no agraden por su diseño o no encajen perfectamente en la temática del evento pero que por su funcionalidad resulten imprescindibles. Este caso es muy habitual pero, gracias a su diseño, es posible decorarlas mediante unas flores, pintándolas o agregando otros elementos estéticos que permitan adaptarlas al acontecimiento.

Desde Eutópica siempre recomendamos su uso para fiestas de exterior con la llegada del buen tiempo ya que nos aportan muchas prestaciones, son muy visuales y el mantenimiento a realizar es mínimo.

Si quieres estar al tanto de todo tipo de consejos y guías acerca de eventos, efectos especiales, confeti, serpentinas y decoración, os invitamos a seguirnos en el blog y en redes sociales. Por supuesto, estaremos encantados de que compartáis con nosotros vuestras ideas sobre este tipo de cuestiones.

Share Button